miércoles, 28 de mayo de 2014

1714: Las disposiciones de Felipe V contra Cataluña



El ensañamiento contra los Catalanes del primer Borbón de las Españas, Felipe V, se hace patente desgranando punto por punto todas las órdenes del monarca:

-Abolición de las Cortes de Cataluña.

-Abolición de todos los organismos de gobierno de la nación catalana .

-Extinción del Consejo de Ciento y de todo el régimen municipal de Cataluña .

-Extinción de la Generalidad de Cataluña.

-Extinción de la Universidad de Barcelona , que es trasladada a Cervera.

-Clausura de las Universidades catalanas de Lleida , Vic , Girona y Tarragona .

-Confiscación de los bienes de todos los catalanes que se distinguieron en la defensa de sus libertades , incluso de los que habían muerto en la lucha .

-Establecimiento en Cataluña de la todavía no conocida carga de los alojamientos.

-Obligación de todos los pueblos de Cataluña de destinar un trozo de sus campos para plantar forrajes para los caballos de las tropas españolas .

-Prohibición a los profesores de la ciudad de Barcelona de enseñar retórica y gramàtica.

-Encarcelamiento de los veinte y cinco principales dirigentes de la defensa de Barcelona , los cuales fueron encadenados y encerrados para toda la vida en lejanos castillos , como Valladolid , La Coruña , San Sebastián , a pesar de haber sido prometido en el acta de capitulación de Barcelona el respeto al vencido.

-Imposición en Cataluña de la contribución del papel sellado.

-Imposición, como oficial, de la lengua castellana en lugar de la catalana.


-Despachar, sin excepción, todos los empleados de la ciudad de Barcelona y de la Generalitat de Cataluña.


-Prohibición a los habitantes de Barcelona de ir por la calle en grupos de más de dos después del toque de queda.


-Creación del ominoso "donativo" por el que se exigía a los catalanes un reparto de más de un millón de libras catalanas. A quien no quería pagar, le enviaban un pelotón de soldados en su casa con la orden de mantener a la fuerza, hasta que hubiera pagado el impuesto.


-Exilio, por orden del capitán general, de muchos canónigos, religiosos, nobles, jueces, abogados, escribanos e individuos de otros estamentos que se distinguían por el amor al país.

-Ajusticiamiento en Barcelona el día 27 de marzo de 1715 como vulgares criminales, de la ilustre general catalán Josep Moragas y sus compañeros Francisco Solanic, Jaume Roca y Pablo Macip, por haber defendido Barcelona.


-Ejecución al garrote vil, el 5 de abril de 1715, de Francesc Casllar y Tordo, uno de los más valientes oficiales del Regimiento del Roser, que se cubrió de gloria durante el sitio.


-Encarcelamiento durante febrero y abril de 1715, de 3.876 personas. Muchas fueron desterradas y las demás encerradas en Montjuïc, Lleida, Tortosa y Tarragona.


-Ajusticiamiento en la horca, en Girona, de los valientes guerrilleros catalanes, Chico de Avinyonet, Joan Oliver y Francisco Montfort.


-Ejecución en Vic, de Bach de Roda. Los coroneles Brichfens y Aniello pudieron escapar de la persecución de los soldados españoles.

-Modificación del régimen municipal de Cataluña para meter los corregidores, alcaldes y concejales de nombramiento real.


-Orden de que quien no fuera catalán pudiera ocupar cargos públicos.


-Orden de que los concejales de la ciudad llevaran banda y que las veneradas gramallas de nuestros consejeros fueran vestidas por porteros del Ayuntamiento.


-Supresión de la Junta de Sanidad de Barcelona.


-Prohibición del Sometent (milicias civiles armadas) a toda Cataluña.


-Supresión de los cargos de archivero de la ciudad, mostassals, vigía de Montjuïc y cónsules de Barcelona a Nápoles, Cerdeña y Palermo.

-Prohibición de que los catalanes pudieran tener ningún tipo de armas.


-Recogida y destrucción de los "Anales de Cataluña", escritos por Feliu de la Peña, y de todos los escritos publicados durante la guerra.


-Derribo de todos los castillos y fortalezas de Cataluña, cuya conservación no convenía al absolutismo real. Son incalculables las joyas arquitectónicas que desaparecieron.


-Abolición, el primero de octubre de 1718, de toda la moneda catalana.

-Supresión del Derecho de Cataluña a acuñar su propia moneda, disponiéndose que fuera rebajada a una tercera parte de su valor la moneda dicho "artimañas de Cataluña".


-Prohibición del uso de la espada a los catalanes que tenían derecho a llevar.


-Orden que ningún catalán pudiera tener en su casa más que un cuchillo de rebanar pan, y aún ligado a la mesa con una cadena.


-Orden dictada por el propio Felipe V que fuera desguarnecida la sala del Consejo de Ciento, Barcelona.


-Disposición mandando que fueran sacados del Palau de la Generalitat los cuadros de San Jorge y los escudos de las cruces y las barras catalanas. En su lugar se pusieron retratos de Felipe V y escudos castellanos con sus torres, leones y flores de lis.

-Orden disponiendo que cada día a las dos de la tarde, para recordar a los barceloneses la hora de su rendición, la campana de la Catedral toque la "Oración del rey".


-Orden disponiendo que fuera bajada del reloj de la Sede de Barcelona y hecha pedazos la campana "Honorata" por "delito" de haber tocado a rebato durante el sitio.


-Construcción de un fuerte en la calle de Tallers y otro en Santa Mónica.


-Construcción de la Ciudadela de BarcelonaPara realizar esta obra se tuvieron que derribar más de un millar de edificios, sin compensación, y se obligó a sus propietarios a hacer el derribo y a llevar las piedras en la Ciutadella que se empezaba a hacer.

-Obligación a los barceloneses de trabajar en la construcción de la Ciudadela. Para que se vea de qué manera los pagaban, sólo diremos que un carro estaba obligado a hacer diez viajes diarios, y si no los hacía todos, perdía los 21 cuartos que se le daban de jornal.


-Cremación por mano del verdugo en la sala de Sant Jordi de la Generalitat, de los documentos originales de gran número de títulos y distinciones que se habían concedido a poblaciones y particulares de Cataluña y a su Generalitat.

-Violación sistemática de más de cien mil mujeres catalanas por la soldadesca.

1 comentario:

  1. Los borbones trajeron el progreso y la modernidad a Cataluña favoreciendo el comercio con América y Filipinas, antes limitado a Castilla a través de los puertos de Sevilla y Cádiz especialmente (la carrera de Indias). Posteriormente, durante el siglo XIX se aumentaron las medidas proteccionistas de sectores clave como el textil. Este proteccionismo continuó durante el siglo XX con la alianza de la burguesía catalana con Franco.

    ResponderEliminar