domingo, 5 de enero de 2014

EL CONDE DE SADE, padre del divino marqués

DE CASTA LE VIENE AL GALGO
 
 

Jean-Baptiste François Joseph de Sade, 4º Conde de Sade, Señor de Saumane y de Lacoste, co-Señor de Mazan (Castillo de Lacoste, 1701 / Castillo de Montreuil, 24-01-1767). Fue un militar y diplomático al servicio del Papa y del rey Luis XV de Francia, hijo del Conde Gaspard François de Sade (1676-1739), embajador de Aviñón ante la corte Vaticana, y de Louise Aldonse d'Astoaud.

 
El Castillo de Lacoste (Departamento francés del Vaucluse) en ruinas, fue una de las cuatro residencias de los Condes de Sade a lo largo del s. XVIII hasta la Revolución Francesa.


Perteneciente a una de las más ilustres casas de Provenza, que remonta al siglo XIII, y jefe de la rama de Sade-Mazan fue, después de su padre, gobernador hereditario de la villa y castillo de Vaison, y comandante de la Caballería-Ligera del Comtat-Venaissin, por cuenta del Papa. Participó en las guerras de sucesión de Polonia y de Austria.

 
Retrato de la Landgravina Carolina Carlota von Hessen-Rheinfels-Rotenburg, Duquesa de Borbón y Princesa de Condé (1714-1741).


 A sus 25 años, ya ha perdido la cuenta de sus amantes escogidas entre las más ilustres familias de la corte de Versailles: las duquesas de La Trémoïlle, de Clermont, la condesa de Charolais,... hasta la joven duquesa de Borbón. Para estar más cerca de esta última, no duda en casarse con una de sus damas de honor, Marie-Éléonore de Maillé que, aunque sin fortuna pese a ser de ilustre linaje, presenta la ventaja de estar emparentada con los Príncipes de Condé (1733).

 
Retrato de Marie-Éléonore de Maillé-Kerman, Condesa de Sade (1712-1777).


 Alternando su carrera de armas con misiones diplomáticas puntuales, es designado embajador en la corte de Rusia por el Cardenal de Fleury; sin embargo, la repentina muerte del zar Pedro II y el hecho de que la nueva zarina Ana Ivanovna entre en negociaciones con Viena, hacen que su embajada sea suspendida. Finalmente, le destinan a Colonia como embajador plenipotenciario. Aprovechando la ocasión, el Conde de Sade aceptará un nuevo destino a la corte de Londres para llevar a cabo negociaciones secretas. Después de su estancia en Londres, le serán encomendadas otras misiones pero de menor importancia. Su imprudencia, a la hora de criticar a la favorita real del momento, le atrae la antipatía de Luis XV.

Por la misma época, renuncia a los cargos que le ligaban al Papa para comprar, en 1738, la de teniente-general de las provincias de Bresse, Bugey, Gex y Valromey, y adquiere el señorío de Glatigny, cerca de Versailles.

En sus últimos años, se retira del escenario cortesano y político para frecuentar la Abadía de Saint-Victor, y dedicar su tiempo a escribir. A su muerte, dejaría varios manuscritos sobre sus pensamientos morales y religiosos, un compendio de anécdotas sobre la corte francesa y una abundante correspondencia sobre las campañas militares en las que participó.

Su esposa, Marie-Éléonore de Maillé (1712-1777) le dio 3 hijos:

-Caroline Laure de Sade (1737-1739)

-Donatien Alphonse François, 5º Conde de Sade alias Marqués de Sade (1740-1814)

-Marie-Françoise de Sade (1746-1746)

Fue el padre del Divino Marqués de Sade.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada