domingo, 8 de diciembre de 2013

6 DE DICIEMBRE: Nada que celebrar

La Constitución de 1978:
vaciada, manipulada y prostituida.



El 6 de diciembre de 2013, fecha consagrada al Día de -la ahora desvirtuada- Constitución Española de 1978, se ha visto duramente empañada su tradicional celebración por primera vez en 35 años. Ante la enorme e insostenible impopularidad del gobierno del PP, liderado por Mariano Rajoy y Brey, junto con el desprestigio de la Corona y la escandalosa corrupción que campa por todas las altas Instituciones del Estado, la recepción que anualmente suele organizarse en Madrid se ha visto deslucida al no acudir doce de los diecisiete presidentes autonómicos. La deserción y el ostentoso vacío de los representantes de las 12 autonomías ha sido tan vistoso, que la prensa no ha podido evitar remarcarlo, como una señal inequívoca de protesta política contra el escandaloso retroceso democrático que está sufriendo -gravemente- el país desde hace un par de años. La prensa extranjera también aprovechó la ocasión para alertar al mundo y poner de relieve que los herederos y partidarios del franquismo más rancio volvían a medrar impúnemente al amparo del Estado de España y que su democracia sufría serias amputaciones en cuanto a derechos sociales.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada