martes, 30 de julio de 2013

CURIOSIDADES -102-

"Descubrimiento incómodo para la Santa Sede"




Una bíblia con más de 1.500 años fue descubierta en Turquía y es motivo de una honda preocupación para el Vaticano. El motivo de tanta preocupación radica en que esta bíblia contiene el Evangelio de Bernabé, que fue discípulo de Cristo y viajó con el apostol Pablo, y la cual mantiene una visión de Jesucristo similar a la del Islam.

El libro habría sido descubierto en el año 2000, pero se mantuvo en riguroso secreto tras los muros del Museo Etnográfico de Ankara hasta ahora.

Dicha obra, realizada en cuero tratado y escrito en un dialecto del arameo, idioma de Jesucristo, tiene páginas ennegrecidas por culpa de la acción del tiempo. Según las noticias que se han filtrado, los expertos evaluaron el libro y se aseguraron de que es original y auténtico.

Las autoridades religiosas de Teherán insisten en que el texto demuestra que Jesús de Nazaret no fue crucificado, que no era hijo de Dios sinó un profeta y que tachó al apostol Pablo de "impostor".

El libro también dice que Jesús ascendió al cielo en vida, sin haber sufrido la crucifixión, y que Judas Iscariote murió crucificado en su lugar. Habla sobre el anuncio que dio Jesús de la venida del Profeta Muhammad, que éste fundaría el Islamismo 700 años después. El texto también anuncia la llegada del último mesías islámico, hecho que aún está por producirse.

El Vaticano ha mostrado su preocupación por el descubrimiento del libro y pidió a las autoridades turcas que permitiera que expertos de la Iglesia Católica evaluasen su contenido.

Se sabe que la Iglesia Católica, en el Concilio de Nicea (año 325), realizó la selección de Evangelios para que formaran parte de la Bíblia, suprimiendo y destruyendo a otros tantos como el de Bernabé o los llamados Evangelios del Mar Muerto.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada