sábado, 14 de junio de 2014

ACTUALIDAD: Dos herederos para la Corona Española

FELIPE SEXTO TIENE UN HERMANO MAYOR

QUE DEBERÍA SER EL REY ‏

 
 
Vamos a especular. Felipe será el sexto Felipe, rey de España. Sus padres no tuvieron para Catalunya la menor consideración y le pusieron al hijo el nombre del rey más odiado por aquella comunidad.
Pero ¿y si ahora se demuestra que Juan Carlos tiene un hijo mayor que Felpe y varón?. ¡Menudo lío!.
 
 
 
En estos momentos el rey o ex rey de España, Juan Carlos I, tiene planteadas dos demandas de paternidad, demandas que han sido archivadas por su condición de "irresponsable legal" como jefe de estado, pero esta condición se termina cuando su hijo, Felipe VI, sea proclamado rey de España, Después puede que Juan Carlos sea o no aforado, pero en principio no va a ser "irresponsable legal", por lo que seguramente tendrá que responder a estas demandas. No sería la primera vez en la historia en la que reyes tienen hijos fuera del matrimonio, eso no es algo tan excepcional, sobre todo con los Borbones. Ahí está rodando por los platós Don Leandro, el hijo de Alfonso XIII y la cantante Moragas. El problema aquí surgiría por que la legislación española no hace diferencias entre hijos de fuera y dentro del matrimonio, sobre todo de cara a heredar. Y respecto a la sucesión del trono de España, la legislación española dice, que será el heredero de la corona el primer varón hijo del rey, lo que oficialmente convierte a Felipe de Borbón en Felipe VI, rey de España, Felipe nació en Madrid en el año 1.968.
 
 
Fotografías de izq. a derecha: Juan-Carlos I, Albert Solà Jiménez y Felipe VI.
 
 
El problema surge, porque una de las demandas de paternidad contra Juan Carlos de Borbón, está hecha también por un varón, Albert Solá Jiménez, nacido en Barcelona en 1.956 (casi 10 años antes que Felipe...), es decir si se confirma su paternidad real estaríamos ante Albert (Alberto) de Borbón, el hermano mayor de Felipe de Borbón y por lo tanto como dice la ley aspirante al trono de España como hijo mayor del rey (el que sea dentro o fuera del matrimonio es indiferente), nos encontraríamos ante Alberto I de España, que además es el que debiera de haber sido todos estos años el legítimo Príncipe de Asturias. Para ver si alguien es padre de otra persona, la ley exige que el presunto progenitor se someta a las pruebas de paternidad y en caso de no querer hacerlo, se le asigna automáticamente esa paternidad.  
   
   No me digan que esto no parece una película de Berlanga. Pues sí. Pero es que la monarquía española es el típico guión de Berlanga. 
 
 
 
Artículo de Iñaki Anasagasti / in ianasagasti.blog.com
      

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada