domingo, 25 de octubre de 2015

CURIOSIDADES -197-

"La Reina de las Bofetadas"



La creencia, bastante extendida, de que la reina Elizabeth I de Inglaterra e Irlanda (1533-1603) solía repartir bofetadas y manotazos con pasmosa facilidad, es del todo falsa. Aquí viene al pelo esa frase de "por haber matado un perro le llaman mataperros" . El cine ha contribuido a que esa creencia se convirtiera en credo, pero la última soberana Tudor nunca abusó de su autoridad ejerciendo violencia física sobre sus damas o consejeros. Tan solo se cuentan dos incidentes de este tipo en su larga vida: la vez que descubrió que una de sus damas, Mary Shelton, se había casado en secreto obviando el necesario permiso real (cosa intolerable a ojos de Elizabeth I), y la otra en que propinó un sonado bofetón al Conde de Essex, por haberle faltado al respeto de manera muy grosera ante su consejo.
En el caso de Lady Mary Shelton, y como todas las damas pertenecientes al séquito de la reina, ésta se encontraba bajo el cuidado y responsabilidad de Elizabeth I y entregada por su propia familia para que la soberana le encontrase un buen partido y casarla. El mero hecho de haber pasado por encima del "real permiso" y contraer matrimonio en secreto a espaldas de la reina (y de su familia), suponía un desafío a la autoridad real, una rebelión e insumisión que era calificada de traición muy grave. Y Elizabeth I no toleraba que pusieran en entredicho su autoridad, tomando como una burla a su confianza ese tipo de comportamientos. Que dijeran que la reina le propinó una paliza a Mary Shelton con un candelabro es, desde luego, una falsedad en toda regla. En realidad, perdiendo los nervios y llevada por la ira, Elizabeth I le propinó una bofetada y algunos golpes para demostrarle su disgusto. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada