martes, 29 de septiembre de 2015

Anécdotas Históricas -275-



Siendo aún una joven princesa de 16 años, Elizabeth Tudor se vio implicada en el juicio por alta traición de su ambicioso tutor Thomas Seymour, Lord Sudeley, acusado de querer secuestrar al rey Eduardo VI y pretender casarse con ella para hacerse con el trono. Pero la princesa, tan inteligente como su padre el difunto rey Enrique VIII y quizás como su madre Anne Boleyn, sin perder su sangre fría, supo desvincularse del asunto ante las inquisidoras preguntas de Sir Robert Tyrwhitt quien, al cargo del interrogatorio, le preguntó si eran ciertos los rumores que afirmaban que ella y Seymour se habían casado en secreto o planeaban hacerlo.

-"¡Nunca me casaré, ni en Inglaterra ni fuera de Inglaterra, sin el consentimiento de Su Majestad el Rey, de Su Gracia (el Duque de Somerset) y del Consejo!" Dijo Elizabeth sin parpadear, recordando punto por punto las últimas voluntades expresadas en el testamento de su padre.

Anécdota de: Elizabeth I, Reina de Inglaterra e Irlanda (1533-1603). 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada