lunes, 6 de mayo de 2013

LAS BANCARROTAS DEL REINO DE LAS ESPAÑAS




El Reino de las Españas que nació bajo el cetro de un Habsburgo, Carlos I, gracias a la concentración de herencias territoriales de sus abuelos maternos, Fernando II de Aragón e Isabel I de Castilla-León, vivió varias bancarrotas bajo los Austrias, luego bajo los Borbones y los regímenes sucesivos hasta llegar a nuestra actualidad, gracias a los cíclicos despilfarros del Gobierno central en campañas bélicas sobretodo, en la manutención de ejércitos en sus colonias o por culpa de la corruptela de sus gestores. He aquí una enumeración de la ya tradicional bancarrota del Estado al paso de los siglos desde el reinado de Carlos I-V hasta la dictadura del General Franco:

CARLOS I
 
 

1519: se declara la primera crisis económica de la Real Hacienda de Castilla; solo se abonan los intereses de la deuda al banco de los Fugger, principal acreedor de la corte española. No se devuelve el préstamo.

FELIPE II
 
 

1557: España es el primer Estado moderno de Europa en declararse oficialmente en bancarrota, gracias a las enormes deudas adquiridas por Carlos I; la hacienda castellana está en números rojos, las rentas de la Corona están empeñadas y se declara una suspensión de pagos.

1575-1576: nueva bancarrota, la más grave del reinado, que afecta sobretodo a la ciudad de Amberes y a los banqueros Fugger, que no consiguen la devolución de sus préstamos a la Corona Española.

1596: otra bancarrota. El Gobierno emite los primeros bonos de la llamada "Deuda Soberana". Tercera suspensión de pagos.

FELIPE III
 
 

1598: persisten las dificultades económicas, heredadas de Felipe II.

1600-1601: varias instituciones financieras sevillanas se declaran en quiebra.

1607: se declara nuevamente en bancarrota el Estado; la solución pasa por una nueva suspensión de pagos y la confiscación de los bienes de los "moriscos" en provecho de las arcas del Gobierno, pero son insuficientes.

FELIPE IV
 
 

1627: el Estado se declara en bancarrota y la quiebra del Imperio Español repercute gravemente en el sistema financiero internacional; nueva suspensión de pagos.

1647: segunda bancarrota del reinado y nueva suspensión de pagos.

1652: tercera bancarrota con suspensión de pagos.

1662: cuarta bancarrota con suspensión de pagos.

CARLOS II
 
 

1666: nueva quiebra de las insostenibles finanzas españolas por acumulación de débitos; inflación galopante. Reforma monetaria expeditiva aunque precaria de manos del Duque de Medinaceli. La Real Hacienda consigue pagar el 70% de sus deudas.

CARLOS IV
 
 

1799: la guerra contra Francia se financia con la masiva e incontrolable emisión de "Vales Reales", llevando finalmente a la primera suspensión de pagos de los intereses prometidos; España se declara otra vez en bancarrota.

1809: nueva suspensión de pagos.

FERNANDO VII
 
 

1814-1820: constante déficit de la Hacienda Española.

ISABEL II
 
 

1866: Crisis del Ferrocarril; la suspensión de pagos por parte del Estado llevan a la quiebra empresas y bancos que financiaron las construcciones de la red ferroviaria nacional.

AMADEO I
 
 

1872: el Estado se declara en bancarrota y vende Río Tinto a Gran-Bretaña.

ALFONSO XII
 
 

1882: bancarrota del Estado. EE.UU. se queda con Cuba y Puerto Rico.

DICTADURA FRANQUISTA
 
 

1939: el régimen del General Franco reconoce las deudas del bando nacional pero no reconoce ni asume el pago de la deuda de la IIª República.

 

3 comentarios:

  1. Tu amor por la monarquía se palpa en el ambiente xD Pero ¿que te ha hecho España?
    Con cosas como "bajo el yugo de un Habsburgo" la imparcialidad se te va del todo :P Que no digo que esté mal, yo mismo tampoco soy promonarquico ni mucho menos xD pero eso con los actuales. (Con Franco no hay nada que defender ese fue un simple malnacido)
    Pero la entrada se nota que está llena de rencor. La historia deja de ser interesante y apasionante cuando se utiliza con fines de ideales políticos -.-
    Por cirto, no creo que Amadeo de Saboya, ni Alfonso XIII tuvieran mucho la culpa... Alfonso quizás más, pero Amadeo estuvo aquí nada y menos y casi por imposición y en cuanto pudo se largó. Pero tenían relativo poco poder, y papel más representativo que otra cosa, la culpa si eso fue de los políticos. No me parece justo echarles la culpa.

    Sería más interesante, que oye haz lo que quieras, si contases más anécdotas curiosas o graciosas más que política. Me gustaban más tus entradas de antes. Aun así el blog me sigue gustando ^_^

    ResponderEliminar
  2. Estimado lector,

    España en sí no me ha hecho nada pero siento un inmenso desprecio por sus gobernantes, por su clase política, que la han llevado a convertirse en una enferma crónica por no decir terminal. Y no sé tu, pero es tan responsable el político (sea ministro o presidente del gobierno)como el Jefe del Estado (rey, dictador o presidente)de los errores y atropellos cometidos en perjuicio del pueblo que gobierna. Las malas leyes, votadas por los supuestos "representantes", siempre requieren de la firma del monarca. Por tanto, han de asumir responsabilidades.

    Cordialmente te saludo.

    ResponderEliminar
  3. Estoy totalmente de acuerdo, más claro no se puede decir. estamos en cuidados paliativos ya desde antaño, menuda herencia.

    ResponderEliminar