miércoles, 24 de octubre de 2012

CURIOSIDADES -79-

"Pequeño pero matón"



Uno de los mejores y más eficaces espías del mundo se llamaba Richebourg (1768-1858) y era francés.

Sus "características" físicas eran su mejor arma de espionaje, apenas media unos 58 centímetros con lo que podía, tranquilamente disfrazarse de bebé y así cruzar las líneas enemigas en brazos de alguna colaboradora durante la Revolución Francesa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada