sábado, 6 de octubre de 2012

CURIOSIDADES -64-



Cuando el 16 de diciembre de 1704, en la capilla del Palacio de Lunéville, se casa el entonces Marqués Marc de Beauvau-Craon (1679-1754) con la Condesa Anne-Marguerite de Ligniville y del Sacro Santo Imperio Romano Germánico (1686-1772), hermosa favorita del Duque Leopoldo I de Lorena, nadie se imaginaba que aquel matrimonio entre dos personas de tan alta alcurnia iba a ser tan prolífico como duradero. Él tenía 25 años y ella 18 primaveras.
Antes de que se cumpliera el primer aniversario de bodas, la flamante marquesa dio a luz a su primer retoño: una niña (1705); la primera de los veinte que tuvo la pareja en total y, caso extraño para la época en que la mortandad infantil era alta, todos y cada uno de ellos llegaron a la edad adulta. Tuvieron nada menos que 12 niñas y 8 varones; una proeza que debió levantar cierta envidia entre sus iguales.
Mientras la esposa estuvo atareada en asegurar la descendencia, el marqués fue ascendiendo en el favor del Duque Leopoldo I de Lorena (amigo de la infancia y juventud) y de su heredero el Duque Francisco III Esteban de Lorena -futuro emperador Francisco I del Sacro Santo Imperio Romano Germánico-; creado Marqués de Craon, Leopoldo I le ofrecerá el marquesado de Haroué (al Sur de Nancy) dónde encargará la construcción del nuevo castillo al prestigioso arquitecto Germain Boffrand. Finalmente, el emperador Carlos VI de Austria le concedería el envidiable rango de Príncipe del S.S.I.R.G., creándole 1er Príncipe de Craon. En las cortes lorena y francesa, la pareja era comúnmente conocida como SS.AA.SS. el Príncipe y la Princesa de Beauvau-Craon. Acabaron siendo virreyes de la Toscana y se instalaron en Florencia hasta 1749, fecha en que el Príncipe se retira del servicio y pasa sus últimos años en su castillo de Haroué.
Su matrimonio duró 50 años. Él murió a sus 75 años y ella a sus 86.

Detalle del cuadro de Ollivier "Té a la inglesa en el salón del Príncipe de Conti" realizado en 1764: en el fondo, aparece la Duquesa de Mirepoix tetera en mano sirviendo té a Madame de Vierville.


La segunda hija de los Príncipes de Beauvau-Craon,  Anne-Marguerite Gabrielle de Beauvau (1707-1790), casó en primeras nupcias con el Príncipe Jacques Henri de Lorena, Príncipe de Lixheim y de Mortagne, del que enviudó en 1739. Casaría nuevamente con un afamado militar: Gaston Pierre Charles de Lévis-Lomagne, Duque de Mirepoix y Mariscal de Francia, embajador de Luis XV en la Corte de Saint-James, también viudo de un primer enlace desde 1736. La Mariscala de Mirepoix será dama de honor de la Reina María Leszczýnska, una habitual del restringido círculo de amigos del Rey Luis XV, y la confidente de la Marquesa de Pompadour y de su sucesora la Condesa du Barry.

Retrato de Gaston Pierre Charles de Lévis-Lomagne, Duque de Mirepoix y Mariscal de Francia (1699-1757).


El Chef del Duque y de la Duquesa de Mirepoix creó para su mesa la famosa "Salsa Mirepoix", una receta a base de cebollas, zanahorias, apio cortado en daditos y condimentado con hierbas aromáticas, a veces caramelizados con panceta o jamón, y que sirve para aromatizar las sopas, carnes y pescados.


Retrato en miniatura de la Marquesa de Boufflers.


La quinta hija de los Príncipes de Beauvau-Craon, hermana pequeña de la anterior, Marie-Françoise Catherine de Beauvau (1711-1787), casó con Louis François de Boufflers, Marqués d'Amestranges, pero fue más conocida como "Marquesa de Boufflers". A sus 34 años, se convirtió en la amante oficial del ex rey polaco Estanislao I Leszczýnski, suegro de Luis XV, que era 30 años mayor que ella, lo que no impidió que coleccionara amantes más jóvenes y ardientes. Su fama de seductora le valió el apodo de "la Dama de Voluptuosidad". Fue también una gran artista plástica y la mejor amiga del más brillante cerebro femenino de su época, la Marquesa du Châtelet-Lomont. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada